lunes, 3 de enero de 2011

Un balón para el niño, una muñeca para la niña

Muchos creen tener claro cuál es el regalo que han pedido los más pequeños a los Reyes Magos. Si son niños se dice que disfrutarán con pelotas de fútbol y coches de carreras; si son niñas con muñecas, barbies o carritos de bebé.

¿Es lo que piden ellos o lo que quieren sus padres -y la sociedad en general- que pidan?

Hemos preguntado a gente que paseaba por las calles de Valencia si creen que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas, y  en caso de que exista, si les parece bien o mal. 


Unos tienen claro que de forma natural un niño no cogería una muñeca (ni siquiera una escoba), otros opinan que es la sociedad (y no la naturaleza) la que marca esas pautas.

Durante un instructivo paseo por Blasco Ibánez nos han enseñado a distinguir entre un 'mariquilla' y una 'marimacho', hemos sabido cómo se toman algunos padres que sus hijos les pidan juguetes "que no les corresponden" y también, entre otras lecciones, si existían distinciones de este tipo en los juegos de hace sesenta años.

Os invitamos a conocer algunas de las opiniones (adjuntadas por escrito más abajo):






___________________________________________________________________
___________________________________________________________________
 
OPINIONES DE LOS PARTICIPANTES
1. Mujer gafas rojas, madre de un niño y una niña
¿Cree que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas?¿Le parece bien, mal…?
Creo que hay juguetes para niños y juguetes para niñas, y de hecho,  creo que debe existir distinción, porque tengo un niño y una niña.      

La niña, que me nació enferma desde el principio, tiene reflejos completamente distintos cuando está el padre y cuando está la madre. Ahí te das cuenta de que el padre tiene su función y la madre tiene su función.
Y un niño, ahora que me ha nacido un niño, te das cuenta de que es completamente distinto a una niña, por naturaleza. Yo pensaba como la gente joven, que no pasaba nada, que podría darle una escoba y que el niño barriera la casa, o darle muñecas y que jugara, pero es que él automáticamente coge las muñecas y las aparta. Quiere balón, golpear… Son acciones totalmente distintas.

2. Tres niñas
¿Creéis que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas?
Sí, para niños los coches teledirigidos, los circuitos de carreras y todo eso. Para las niñas las barbies, las muñecas, los bebés… Eso a un niño no le gusta para nada.
- Pero si le gustara no tendría ningún problema en comprárselo y  jugar
- Exacto, cuando es pequeño
- Sí, a ver, lo pueden usar, pero unos son más para chicas y otros son más para chicos
¿Y qué pensaríais de una niña que juega con “juguetes de niño”?
- Si le gusta, que juegue, es pequeña y  puede elegir. No sé va a fastidiar…
- Sí claro, pero yo  pienso que le gustarían más los juguetes de niña y todo eso
- Pero a ver, si a las niñas no le gustan los juguetes de niña…
- Bueno, si quiere jugar y le gusta…
¿Y si es al revés? ¿Un niño al que le gustan las muñecas y las barbies?
- Que juegue
- Yo lo vería un poco raro, pero si le gusta jugar, que se ponga a jugar. Aunque lo vería un poco mariquita
- Exacto, si luego se meten con él que no se queje
- Exacto

3. Cura
¿Cree que hay distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas?
Sí, puesto que somos distintos (e iguales), pero los niños tienden, por lo menos desde pequeños, a un tipo de juegos distintos que los de las niñas. Más de fuerza que de sensibilidad…  Pienso que sí. [También opina que hay algunos “neutrales”, como los muñecos].
¿Le parece mal que una niña juegue con “juegos de niño” o al revés?
No. Que jueguen con lo que les guste. Nace de los niños.

4. Chico sudadera de cuadros
¿Crees que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas? ¿Qué te parece?
A mí no me parece ni bien ni mal. A cada uno le regalan lo que le gusta. Si a las niñas les regalan un tipo de cosa será porque les gusta más a ellas, y a los niños igual. También es verdad que habrá niñas que les gustarán cosas que no les gustan a las otras niñas y también al revés.

5. Mujer pelo corto
¿Cree que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas?
Creo que sí la hay. Hay algunos padres de los de ahora, más jóvenes, que si sus hijos les piden muñecas, ellos les compran muñecas. Pero en general todavía pesa lo que piensa el colectivo, lo que la gente dirá. Aunque les pidan muñecas, o las chicas balones (si les gusta el futbol), intentan reconducirlos a algo que no les cree problemas [ni a los padres ni a los niños] para que no sufran, desde mi punto de vista.
Conozco niños que piden muñecas y los padres como que  no saben qué hacer. No quieren dejarles “como que no” [no les gusta decirles que no], pero persiste el qué dirá la gente, qué pensarán…
¿Es bueno que prevalezca esa consciencia?
No, no es nada bueno. Porque perjudica psicológicamente a las personas y no les deja que se expresen como son.

6. Chico chaqueta cuadros
¿Crees que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas?
Hay distinción, porque a las chicas siempre se les acota la barbie, rosa, bebés y todo eso, y a los chicos más juegos de coches y todo eso. Creo que tampoco es que haya una distinción, la distinción la hace nuestra sociedad, que hace esos prototipos.
¿Te parece bien, mal…?
La distinción me parece mal. Cada uno es culpable de eso.

7. Hombre de 75 años
¿Cree que existe distinción entre juguetes para niños y juguetes para niñas?
Debe haberla. Los niños, niños; y las niñas, niñas (sobre los juguetes, claro).
¿Le parece mal que unos jueguen con “los juguetes de los otros”?
No, no lo veo mal. Yo tengo dos nietos y a veces juega él con la muñeca, aunque es más fácil que juegue ella con el balón. Eso lo veo bien y normal.
¿Cuando usted era niño se hacía esa distinción?
Nací el año 1934, tengo 75 años. En mi época lo que había de juguetes era muy poco y jugábamos, normalmente, los chicos con los juguetes de trenes o pistolas, y las niñas con los muñecos que había en aquella época, como caballos de cartón. [Eran juguetes] muy distintos.
Todo ha seguido más o menos igual, aunque distinto sistema, más moderno todo y mejores condiciones.

8. Niño chándal
¿Crees que hay diferencia entre juguetes para niños y juguetes para niñas?
¿Crees que está bien, mal…? Está bien
¿Si tus amigos jugaran con muñecas y tus amigas con balón, qué te parecería?Hombre… Los chicos serían mariquillas y las chicas marimachos
¿En tu clase pasa? ¿Se meten con los niños que juegan con muñecas o las niñas que juegan con balón?¿Qué opinas de eso? Me da igual
¿Y tú con qué juegas? Con juguetes de niño


Gracias a todos los participantes por compartir su opinón.

7 comentarios:

  1. A una niña de 4 años no se le puede negar una muñeca si es lo que desea, o a un niño de la misma edad un action man. Lo que se puede hacer -una vez se hayan diferenciado los hijos genéricamente (de lo que ahora hablaré)- es otro tipo de regalos colectivos, conjuntos, uno del estilo de lego o similares, por ejemplo, para realizar en conjunto y no desatender, al menos, el desarrollo de la capacidad de coordinación-construcción en la niña, que puede favorecerse tradicionalmente sólo en la educación masculina, y por ejemplo, un libro de cuentos (sin princesas pasibas y príncipes heróicos, por supuesto) que fomente otro tipo de aspectos como la sensibilidad que se suelen tratar a la inversa.

    Pero la distinción de géneros aparece mucho antes de que un niño pueda reconocer a Melchor o a Baltasar. Cuando un bebé de poco tiempo llora, se le trata de distinta forma según su sexo. Por lo general una niña llorando será mecida suavemente, entre susurros, cerca del pecho hasta que deje de llorar de pura tranquilidad. "La niña se ha asustado o necesitaba cariño". Al niño se le tratará de forma distinta. Se le mecerá, pero a modo de juego, cogiéndole y haciéndole saltar, botar y volar, entre "venga machote" "los niños no lloran". Quizá la niña también quisiera calmarse mediante el juego y la acción, o quizás el niño simplemente quería el calor y la cercanía de algún adulto. Aquí se empieza a forjar la "problemática juguetística" posterior.

    Lo que hay que analizar es el significado de los juguetes, no la distinción en sí. Si simplemente se tratara de un reparto arbitrario de tipos de juegos no sería tan terrible. La niña barre y friega -¡Hay escobas y fregonas y pilas! Un poco de cordura, por favor...- desarrollando en exceso los principios de pulcritud y orden que -fuera bromas- llevan a los gritos de nuestras madres por el aspecto de la habitación. Pero es que la niña cuida bebés -¡Hay bebés que cagan y vomitan!-, cuida a inválidos; es la futura ama de casa que sabe desde pequeña que se tiene que encargar de los que no valen por sí mismos (bebés, ancianos y enfermos) se está situando a la niña, a la mujer, como inferior a los inválidos (no me malinterpretéis). Pero hay otro tipo de juguete femenino igual de terrible: la muñeca (fijaos, el muñeco es para cuidar, la muñeca es modelo a seguir). La muñeca es el ideal de belleza. Todo el esfuerzo social de la mujer -se le da a entender con esto a la niña- ha de ir dirigido a parecer quien no se es frente a los demás; maquillaje, tacones, dietas, vestidos, peinados...). Por lo tanto -y no pretendo comenzar una discusión sobre ello- se está haciendo caer a la niña en una búsqueda permanente se agradar a los demás aunque sea a costa de su propia identidad. Esto es terriblemente vergonzoso. Cuesta verlo, pero la mujer que se intenta establecer es la que está al servicio de los demás tanto ocupacionalmente (cuidadoras) como estéticamente (bellezas).

    Me estoy alargando mucho, lo siento, pero el tema es complejo y dilatado. Al niño se le regala un balón desarrollando una capacidad física y motriz mucho mayor. Al chico se le regalan juguetes bélicos fomentando "el espíritu guerrero" y, sobre todo, que las cosas se pueden controlar por la fuerza. Al niño se le regalan puzzles y construcciones -¡Claro! ¡¡Luego la mujer no sabe leer un mapa!!-

    En resumen, hay que cambiar la infancia de una forma radical para que se deje de perpetuar el modelo de sociedad patriarcal.

    A la niña de 4 años que te pide la muñeca y al niño que te pide el accion mán no se les pueden negar, hay que conseguir que no los pidan nunca.

    ResponderEliminar
  2. ya vosotras sabeis, me quedé con lo de "si luego se meten con él que no se queje" juasjuasjuas, eso es sabiduria, sí señor.

    por cierto, aprovecho para decir que las reporteras amenazaron de muerte a algunos de los entrevistados para q accedieran a salir, no sé si es del todo legal...

    es broma :P

    ResponderEliminar
  3. Como todo en la vida pasaran los años hasta que este tipo de cosas no sean tan claras, es similar al hecho de que la mujer tiene que limpiar la casa y cuidar de los niños mientras el hombre trabaja. Poco a poco esas cosas cambian, no todo lo deprisa que queremos, pero cambia (sabemos donde vivimos).

    Peros i soy sincero, yo jugaba con cualquier cosa, fuera balón, muñeca, sartén o play-mobil. Nunca me ha importado jugar con muñecas i no ha sido una vez esporádica la que lo he hecho, casi tanto como jugar con Action man. Pero bueno, en la sociedad habrá de todo un poco y no me arrepiento de haberlo hecho, quizá por eso tenga mayor sensibilidad por cosas que un chico netral de 20 años no tiene

    pd: enorme trabajo de elaboración chicas ^^ un 10

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo fui testigo de la grabación de estos vídeos, y he de decir que me reí bastante... las opiniones son de los más variopintas. Pero, ¿qué queréis que os diga? Para mí esto de los "juguetes para niños y juguetes para niñas" es un invento de la sociedad machista en la que siempre hemos vivido (o no). Cada uno que juegue con lo que quiera. Jugar no debería ser una amenaza de futura violencia de género o discriminación por cuestiones de sexo. Yo sé lo que es no "estar dentro de las convenciones sociales". Nunca me gustaron los juguetes de niña, y los cambiaba con los de mi primo (balones, peonzas, monopatines, coches teledirigidos...), que prefería los míos (cocinitas, máquinas de coser y muñecas).
    Y no, con qué juegues no te hace "mariquilla" o "marimacho", en absoluto. Y también he de decir que yo tuve suerte: siempre jugué con los chicos y nadie se metió conmigo por eso. Puede que los niños con los que me relacionaba no fuesen tan crueles. Aunque también he de decir que tuve un amigo que jugaba con juguetes de niña, y con él sí se metían.
    En este aspecto los chicos están más discriminados. O no, depende de cómo se mire.
    Un chico "maricón" siempre es más grave que una chica "marimacho" a los ojos de una sociedad retrógrada. Puede que sea discriminación hacia los hombres con "inclinaciones poco convencionales" (atención a las comillas), o puede que sea invisibilidad de la mujer.
    A saber.
    Lo que está claro es que no deberían existir esta clase de prejuicios que nos obligan a jugar con una cosa u otra. Los niños deben jugar, reír y disfrutar de lo que tienen. No deberían preocuparse por si es una muñeca o un balón.

    ResponderEliminar
  5. Genial las entrevistas, como apunta Zu, en muchas de las declaraciones se aprecian conductas y pensamientos que son vestigios de una educación machista.

    Personalmente creo que cada niño/a debe de escoger aquellos juguetes que más les gusten. No creo que como padres se deba de orientar el tipo de juguete hacia características más o menos varoniles. El niño/a ´que vaya escogiendo aquello que más le atraiga.

    Va, ya que estamos os voy a confesar algo. A mí de pequeño (6-8 años), me apeteció tener una Barbie, y mira, mis padres no se alarmaron ni nada, un día me la regalaron, y vaya, sé que soy rarillo, pero no creo que sea debido a la Barbie...

    MUy buena entrada, congratulations...

    (Sam)

    ResponderEliminar
  6. Hola! Me ha gustado mucho vuestro articulo sobre los juguetes que se le deben regalar a los niños y a las niñas, la verdad esque es muy interesante. Mi opinión al respecto es que parece incleible pero en pleno siglo XXI continue habiendo estereotipos en torno al mundo que rodea a los niños y a las niñas. Como bien dicen la mayoría de mis compañeras a los niños se les asocian con ropa azul con jugetes como coches y balones mientras que las niñas se identifican con rosa, muñecas y carritos. En mi opinión pienso que la gran culpa de todo esto la tiene tanto la sociedad en sí como los padres y madres. Si por ejemplo en casa ven que el padre al igual que la madre realiza las tareas de casa los niños varones tambien querrán hacer lo mismo que su "papi", pero si por el contrario ven que esa tarea la realizan solo las madres ellos no se verán identificados y no prestarán atención a la acción. Por otra parte pienso que cada día hay menos estereotipos y prejuicios sobre ésto ya que los padres actuales ya no educan del mismo modo que lo hacian sus padres o sus abuelos y gracias a ésto cada vez hay menos diferencias entre niños y niñas aunque en realidad creo que nunca llegarán a estar por igual con los mismos juguetes ni las mismas cosas pero si se pueden aproximar. Por útimo puedo decir que siempre es bueno que los niños experimenten y conozcan juegos y juguetes de los niños de su sexo opuesto ya que quizás haya algo que le gusta más de esa otra parte, un claro ejemplo es el caso de una prima mia que le quita a su hermano mayor el balón para jugar al fútbol y eso no quiere decir ni que sea machorra ni que se sienta como un niño.
    De ahora en adelante os visitare más, me ha gustao el tema.

    ResponderEliminar
  7. Excelente entrevista,me encantaron las opiniones,vamos en progreso. Los hombres algún día serán padres... de hecho muchos son padres de nenas, así que... ¿Qué tiene de malo el que jueguen también con muñecas? Eso le enseñará a cuidar de sus hijos como un buen padre debe hacerlo. En el caso de las mujeres... deben aprender a defenderse, a sentirse capaces de por ejemplo... conducir un automovil, etc., a no sólo "ser madres". El que un niño juegue también con muñecas o una niña juegue también con armas y chochecitos, no cambiará para mal su desarrollo cognocitivo, tampoco afectará su orientación sexual (un cliché), todo lo contrario, ayudará a ser mejores adultos y a comprender mejor a sus futuras parejas de algún modo. Mi hermano jugaba con muñecas y yo con cochecitos y ambos somos personas de bien,jamás tuvimos dificultades o problemas por jugar con juguetes destinados a cierto género.

    ResponderEliminar